Tuesday, April 10, 2012

Homes de confiança, assessors, Spin Doctors


Descobrir que aquesta mena de faramalla existia va suposar per a mi un trauma semblant al que vaig passar al saber amb certesa que el tió no cagava. No tothom sap de l'existència i de la influència d'aquests personatges en la vida política o, més ben dit, en la vida i en l'actuació dels dirigents polítics. Hom pensa que són una exageració desmesurada pel·lícules com "La cortina de humo" i els procediments que s'hi fan servir; però la pel·lícula és més a prop de la realitat que del sarcasme. 

"En un gran comienzo se ataca directamente a la política mediática y tramposa a través de unos personajes caraduras capaces de cualquier cosa con tal de desviar la atención sobre un escándalo sexual que amenaza con desbancar al actual presidente en las inminentes elecciones; y de refilón, al no menos jeta mundo del merchandising y del espectáculo." (comentari a FilmAffinity)


Qui tingui orelles que escolti... :

"Los dirigentes están muy expuestos y a veces tienen la impresión que van a caer de un momento a otro. Por eso siempre quieren rodearse de personas de confianza que amortigüen los golpes. El problema es que las personas de confianza no son siempre inteligentes y viceversa. Prácticamente no hay personas inteligentes que no sean ambiciosas y conscientes, a menudo acertadamente, del potencial que atesoran. Piensan que no deben estar eternamente bajo las alas del líder [...] Los escalones superiores viven constantemente esta rivalidad entre los "hombres de confianza", que les dan su apoyo, y los "inteligentes", que les prestan su talento [...] Los "hombres de confianza" alimentan el clima de sospecha que existe en prácticamente cada organización. A menudo ocurre que se presta más atención a aquel que advierte de los posibles peligros. Y uno se fía entonces de la experiencia acumulada.
Cuanto más se ama el poder, más se rodea uno de hombres de confianza, más se protege contra la ambición de los inteligentes [...] Los inteligentes proponen nuevas ideas que pasan a ser calificadas de prematuras, de peligrosas. Pocas veces superan los filtros erigidos por los hombres de confianza. Y sin embargo es inteligente rodearse de hombres con talento, incluso si un día nos dan la espalda. Uno no puede contar únicamente con "hombres de confianza".

Simon Peres, Que salga el sol. Seix Barral 1999

Follow by Email