Tuesday, December 6, 2011

Girineldo







Millor versió aquí:

Judy Frankel's Sephardic Music

disc "Silver & Gold"


La mare, que l'havia apresa del padrí Andreu [M'acaba de dir la mare que no és cosa del padrí, que li va ensenyar la Trini Pelada al cosidor i que l'havia apresa de les plegadores, "Jo devia tenir dotze anys i la Trini quatre o cinc més; no et pensis, era tremenda la Trini, i anava a plegar vellanes amb una colla al Mas de Sant Josep..."], sempre cantava i encara canta, la cançó del "Karineldu", que més tard vaig descobrir que era el Gerineldo. És un romanço llarg i de cantarella repetitiva. Explicava que són cançons de "plegar vellanes". La mare el feia servir per fer dormir la meva filla. Quan la Joana es va adonar del que anava la lletra, se'n feia creus que son àvia la fes dormir amb una cançó tan descarada.

- Karineldo, Karineldo,  
Karineldito de l'alma.
Si te pudiera tenert,      
dos horas en mi destino,
te daria mil abrasos,      
lo demás no te lo digo.
- No se burle ustet señora,
que yo soy criado suyo.
- No me burlo Karineldo,    
que de verdad te lo digo.
- Y a qué hora podré venirt
para no ser conosido?
- Entre la una y las dos        
que mi padre está dormido.

Entre la una y las dos,      
Karineldo entra al castillo
con sapatitos de seda      
para no hasert ruido.

Se pusieron a jugart        
como mujert y marido.
Cansaditos de jugart,    
se quedaron dormiditos.

El rey ha tenido un sueño,  
que le roban el castillo.
Se levanta y da la lus    
y a registrart el castillo.

Entra al cuarto de la infanta
y los encuentra dormidos.

- Si yo mato a Karineldo,
de pequeño que lo tengo.
- Y si mato a mi hija,
mataré un recuerdo mío.
Les pondré la espada en medio
que les sirva de castigo.

Con el frío de la espada,
la infanta se ha despertado.

- Despiertáte Karineldo
que ya estamos descubridos,
que la espada de mi padre
con nosotros ha dormido.
- Por dónde saldré señora
que no sea descubrido?
- Salta por esta escalera
y encontrarás un pasillo.

Debajo de la escalera
estaba el rey escondido.

-De dónde vienes Karineldo
tan triste y descolorido?
- Vengo del kardin del rey
de cogert rosas y lirios.
- Y has cogido la más bella
que hay en todo el castillo.
- No te espantes Karineldo
que os casaremos los dos.
- Tengo una promesa hecha
a la Virken de la Estrella
que la mukert que se me brinde
no ha de sert mi señora.

[Ja està!] 

Follow by Email